miércoles, 18 de abril de 2012

Bar Carrasquín


Este es un local céntrico, en la calle Sevilla. Siempre ha dispensado buena y fría cerveza. Era el competidor en cuanto a calidad del cercano bar Correo, y más de uno comentaba que aunque no se podía tomar la cerveza en la calle como en el correo, sin embargo estaba mejor tirada en el carrasquín.
Su fuerte han sido las tapas de conservas de pescado y distintos moluscos. Recuerdo que era de los pocos sitios que tenía huevas cocidas, muy ricas por cierto. Y sigue con muy buena calidad en sus tapas de conservas.
Pero últimamente se comentaba que traía un buen vino. Así que lo comprobamos en esta visita. Y resultó ser un fino en rama, ligeramente turbio y con notas amarillo-verdosas y con un suave paso en boca, tanto que al principio parecía demasiado ligero, sin cuerpo. Pero sí que lo tiene, y es bastante agradable. Nos dijeron que lo traían de Moriles, pero no de cuál bodega.
El tapeo fue la ensaladilla rusa, muy buena por cierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada